Orígenes. Marc Chill. Ficha tecnica y critica





ciencia-ficción


EL ETERNO DEBATE ENTRE LA CIENCIA Y DIOS, O ENTRE LA CIENCIA Y EL ESPÍRITU, MIRADO DESDE LA PERSPECTIVA INDIE.


Ficha técnica. sinopsis, notas de producción, Foxprensa, cartel y fotografías (Pinchad aquí)


Crítica:


El cine indie cuando se dispone a afrontar cuestiones existenciales profundas, ideológicas, o universales de carácter épico, al hacerlo desde la cercanía, desde la cotidianidad del individuo, su diversidad y el lugar que ocupa en el mundo, las convierte en pequeñas, e incluso incomprensibles. Esto es lo que ocurre en orígenes, un relato en torno a la irrupción de un hecho que excede el universo tangible y hace aflorar todas las contradicciones que  anidan en la mente, como en la de cualquier mortal, del joven doctor Ian Gray y su ayudante, más joven todavía, Karen, dos biólogos moleculares interpretados por Michael Pitt y Brit Marling, que estudian la evolución del ojo. Ambos establecen un pulso entre "los hallazgos irrefutables de la razón y las resbaladizas creencias de los integristas del Diseño Inteligente" *, un argumento alambicado de Jordi Costa que se deduce por la ortografía. Un gran tema que le queda grande, en el fondo y en la forma, visual y discursivamente, a un género que busca su razón de ser en el individuo, en lo diverso y cercano, en aquello que hace a los hombres diferentes, lejos de los grandes conceptos  y esencialismos de cualquier tipo.

Este tema esta tratado como Band Aid (tirita) de Zoe Lister Jones (2017) , incluso como Mary Shelley  de Haifaa Al-Mansour , una pelicula del mismo año. Ya se trate de resolver problemas de pareja con una canción o narrar la vida de una escritora, creadora del mito de Frankenstein de gran rendimiento literario y cinematográficos,  la fórmula es casi la misma, aunque cada día se aleja mas del lema con el que surgió el movimiento: "Hazlo tu mismo" (el film esta producido y distribuido por grandes compañías y goza del apoyo de una prensa que cada vez se aleja mas de los presupuestos de la progresía y cae en la trampa de una diversidad que denuncia Daniel Bernabeu en un libro muy necesario,' La trampa de la diversidad',  porque olvida el origen de las personas y los colectivos). Salvador Llopar matiza que el film no plantea un enfrentamiento entre ciencia y religión, aunque en algun momento se explicita, sino entre ciencia y espiritu , y añade que :"Lo mejor de Orígenes está en la forma en que Cahill nos muestra ese juego de miradas cruzadas. Con una cámara serena y atenta, dispuesta a la sorpresa. Cámara sosegada y sabia para captar la tormenta que lo impregna todo.**

A Luis Martínez le ha producido el mismo efecto que a nosotros, con un magnifico articulo de corte cartesiano que se carga el film desde la base: : 'Orígenes', de Mike Cahill, nace de la necesidad de refutar a Descartes. Osado, sin duda. La idea es colocar en el centro de la pupila el origen del universo. Somos lo que nuestro iris (con la cornea, cristalino y todo lo demás) quiere que seamos, viene a decirnos este creador de mundos sutiles. De otro modo, los ojos son la ventana del alma. Tan tierno. ¿Cómo te quedas, Descartes?" No se como se quedaran los demás, nosotros encantados con el analisis al que nos tiene acostumbrados este critico-filósofo.**

El propio Cahill afirma que el personaje de Gray está, en cierto modo, basado en Richard Dawkins, el conocido ateo y biólogo evolucionista. “Ian es un investigador, cuyo trabajo le lleva a cuestionarse sus creencias sobre la ciencia y la espiritualidad. Cuando le conocemos, Ian cree en las pruebas, en los datos. Por el contrario, la espiritualidad se guía por la fe, que es creer en algo sin ninguna prueba”. En una fiesta nocturna, Ian conoce a una misteriosa mujer enmascarada con unos ojos asombrosos, pero después de su breve encuentro, ella desaparece antes de decirle su nombre. Con un poco de investigación y una serie de extraordinarias coincidencias, Ian consigue dar con la joven, cuyo nombre es Sofi. “Sus ojos terminan siendo la clave para encontrarla”, explica Cahill.

Desde el pionero trabajo de John Daugman en Cambridge, se han desarrollado sistemas de reconocimiento de iris que son capaces de fotografiar el ojo humano y generar un código único de 12 dígitos. Lo que parecía algo inverosímil en películas de ciencia ficción como Minority Report, la tecnología ha hecho que sea ya una realidad que se utiliza en aeropuertos y zonas de pasaportes de militares e incluso de instituciones privadas como Google.

En Orígenes, Cahill investiga la mayor de las cuestiones: “¿Qué hay después de la muerte? Ése es el centro de la película. Nuestro protagonista cree en hechos, datos y pruebas. Lo último que cree es que pueda existir el alma. Pero junto a su compañera de laboratorio, Karen (Brit Marling), descubre algo que cambia esa creencia”. “Es tanto un drama como una película de ciencia ficción." Hasta aquí  nos dejamos guiar por el autor, pero frente a la película nos surgen muchas dudas que el film deja al arbitrio del espectador. ****


*Aquellos ojos cósmicos. Diario 'El País', 14 de Noviembre de 2014
** 'Origenes': Todas las formas de mirar. Diario 'La Vanguardia, 14 de Noviembre de 2014
***Hipermetropía mistica. Diario 'El Mundo', 12 de noviembre de 2014
****. Notas de Fox Prensa.



Comentarios