Caravana de la paz. Crítica






MIRADA FORDIANA SOBRE EL AVANCE DE LOS PIONEROS



Ficha técnica, sinopsis (Pinchad aquí)


Crítica:


Desde la primera imagen asistimos a la representación de un Ford autorreferencial, que se cita a sí mismo a través de la imagen de la actriz Jane Darwell, la icónica madre de Tom Joad, (Henry Ford), el protagonista de 'Las uvas de la ira', tocando la corneta ante el emblemático cerro-testigo del Monumental Valley, denominado popularmente la 'Mesa Azul'. La mujer forma parte de una caravana de  pioneros mormones que se dirige hacia el Oeste, a través del desierto, cruzando el Cañón del Colorado, hasta llegar a la ribera del río San Juan, en California. Su partida coincide con la llegada de dos jóvenes tratantes de caballos, interpretados por Ben Johnson y Harry Carey Jr., que ayudó mucho a Ford en el inicio de su carrera, que accederán a guiarlos por el desierto, unos jóvenes aventureros sin raíces que se sienten atraídos por la belleza de una de las chicas.

En el trayecto se van encontrando, desarmados, con todos los que pululaban por los caminos, -titiriteros ambulantes, que no sólo entretienen sino que sacan muelas y venden crecepelos; bandidos y miembros aislados de tribus indígenas -, y con las trampas que les tiende la naturaleza, algunas de las cuales son  verdaderamente letales, como las arenas movedizas. Todos estos elementos animan la reconocible serpiente constituida por los carros que llevan en su interior el mayor tesoro de los colonos: las simientes que garantizarán su superviviencia en el nuevo mundo.

John Ford nos cuenta esta historia sencilla de la forma que tan sólo él sabe hacer, que no sólo transmite serenidad y placidez, sino la posibilidad de que los espectadores asistan de nuevo al conocimiento de cómo  se procedió a la colonización del Oeste norteamericano, apenas hace algo más de doscientos años. La historia de unos hombres, mujeres y niños, los segundones y desheredados del viejo mundo,  que, acompañados por el ejército en múltiples ocasiones (este no es el caso), fueron levantando un imperio. Unos acontecimientos que tienen su lado oscuro: la aniquilación y reclusión en reservas de los aborigenes, los propietarios legítimos de las tierras de las que se apoderaban los pioneros, un hecho que no escapará a la mirada crítica del cineasta de origen irlandés.


Hay materiales disponibles sobre este film en Youtube.

Comentarios