Await Further Instructions. Johnny Kevorkian





Imagen cedida por BMA House a cinelodeon.com

DAD LO MEJOR EN VUESTRO PEOR DÍA


Ficha técnica: 



Título original: 
País: Reino Unido
Año: 2018
Duración: 87 minutos
Género: Ciencia-ficción indie

Dirección: Johnny Kevorkian Film
Guión: Gavin Williams
Casting: Manuel Puro
Dirección de Fotografía: Annika Summerson
Música: Richard Wells
Edición: Richard Smither
Dirección artística: Kate Stamp
Decoración del set: Christian Hicks

Diseño de Vestuario: Georgina Napier
Diseño de maquillaje: Lisa Parkinson
Maquillaje de efectos especiales: Dan Martin

Productores: Jack Tarling, Alan Latham
Productores ejecutivos: Kirsty Bell, Geoff Illes, Jaso Garrett, David Rogers, Paul Ward
Diseño de producción: Niina Topp
Compañías productoras: Goldfinch Studios & Shudder Films, asociada con Premier Picture & Viridian FX


Intérpretes:


David Bradley: abuelo,
Holly Weston: Kate,
Sam Gittins: Nick,
Abigail Cruttenden: Beth,
Neerja Naik: Annji,
Grant Masters: Tony,
Kris Saddler: Scott


Sinopsis:


Es el día de Navidad y cuando la familia Milgram se despierta, encuentra una misteriosa sustancia negra alrededor de su casa. Ciertamente algo grave está sucediendo, pero ¿qué es exactamente? ¿un accidente industrial, un ataque terrorista, una guerra nuclear? Encienden la televisión,  que sólo muestra un rótulo que aconseja a los ciudadanos no abandonar su casa, algo que desconcierta aún más a la familia. A medida que pasan las horas la información se actualiza con mensajes cada vez más aterradores, lo que aumenta la paranoia y acaba por desencadenar una auténtica carnicería.



Lo que se dice: 




La prensa ha reaccionado positivamente la segunda película conocida de Johnny Kevorkian, -la primera fue 'The Dissappeared, en 2008 -. La página española Filmaffinity da una nota media de 5,2, basada en 364 votos; la nota baja a 4,9 en la página norteamericana Imdb, con una muestra más amplia, 2020 usuarios. El Tomatometer de la página Rotten Tomatoes da un índice de aceptación del 79%, basada en 14 reseñas, y del 28% del público, en base a 292 valoraciones.

Los argumentos que se dan son que la película que dirige Johnny Kevorkian mantiene un compromiso tan inquebrantable  con sus oscuros propósitos que su final, con imágenes hermosamente tenebrosas, deja al público aturdido durante varios días (Jeannette Catsoulis (The New York Times); una premisa interesante, una atmósfera opresiva, con personajes que destacan por su buen desarrollo (Peter Martin, Screen Anarchy); inteligente, sombría y efectiva (Patrick Bromley (Bloody Disgusting); a pesar de que el tema es relevante, Kerkovian y Williams no son lo suficientemente estrafalarios como para que sus ideas funciones (Simon Abrams, rogerebert.com)

Crítica:


Desde las primeras secuencias queda claro que no es el tiempo lo que incrementa la paranoia, sino que ésta responde a una realidad  anterior a la llegada de los hijos a casa por Navidad, muy perniciosa y  letal, una amenaza que toma la forma de un parásito que necesita de hombres y mujeres vivos para su propia supervivencia, inspirada, en su desenlace, en el clásico de Roman Polanski, 'La semilla del diablo'. La idea que subyace es muy interesante y los personajes que la sustentan están  bien diseñados, pero no acierta en la representación de la idea que quiere transmitir. La ubicación de la historia en el seno de una familia tradicional norteamericana, sitúa la historia en un espacio muy reducido que se convierte en el emblema de todo un país, que está levantando un muro de hormigón para que los pobres de otros países no entren en su 'casa'.

¿Qué ocurriría si una familia conservadora, animada por un espíritu chauvinista, que reacciona de forma violenta cuando el hijo vuelve a casa por Navidad, acompañado por una novia pakistaní, con marcados caracteres étnicos, se viera de pronto encerrada en su propia casa, rodeada por algo extraño que les impide abandonar el hogar? ¿A quien le apetece estar encerrado en su propia casa para siempre? Johnny Kevorkian y Gavin William le han dado la vuelta al planteamiento racista de Donald Trump, y han querido mostrar la tragedia que supondría para los norteamericanos no poder salir de su país, porque algo o alguien se lo impide, obligándolos a convivir sin posibilidad de escapar de esa situación, enfrentándose violentamente entre ellos, dentro de su propio espacio. 

Hombres de orden obedientes ,- el padre y el abuelo -, siguen escrupulosamente los consejos que les va dando una televisión manipulada, en la que creen y a la que obedecen, aunque ello suponga maltratar a la propia familia, instalando la sordidez, la claustrofobia, de una familia en la que vemos desde el primer momento que el ama de casa teme a los hombres que conviven con ella (su marido y su suegro). ¿Quién mueve los hilos? ¿Quiénes son los parásitos de que habla Nick?  Nos falta algo más de magia. El credo indie  les mueve a hacer una película cotidiana, sin plantearse el desarrollo de grandes ideas, sino constriñendo el problema al ámbito privado del hogar, lo que en principio no está mal, salvo que esa elección reduzca la capacidad de las imágenes, que es precisamente lo que ocurre, y de tensionar  a los espectadores, mostrando su miedo a lo desconocido .De este modo, aunque la idea es buena y el discurso visual coherente,  no han sabido crear la magia necesaria para hacer un buen film de terror. 

Hemos visto muchas películas de este estilo, incluso con criaturas parecidas, en las que se han alternado  imágenes del exterior con las del interior de la casa;  aquí sólo se insinúa el riesgo exterior con lo  que capta Nick con su móvil, algo que el padre se niega a ver, destruyendo la única prueba de que algo extraordinario está pasando. La ausencia de sustos, - todo lo que vemos es maltrato de género realizado por un hombre azuzado por un padre violento, contra su mujer y su propio hijo -, la carencia de excitación y la evidencia del riesgo, reducen la efectividad de Await Further Instructions , para  el desencanto de los fans del género.



Páginas visitadas: Filmaffinity, Imdb, Rotten Tomatoes

Disponible en el videoclub de ONO durante veinte horas más.

Comentarios