Ahí os quedáis. Shawn Levy. Crítica



UN FUNERAL DE MUERTE JUDÍO



Ficha técnica, sinopsis, críticas (Pinchad aquí)


Shawn Levy realiza una comedia, inspirada en cierta medida en una de las películas más divertidas de Frank Oz, 'Un funeral de muerte', (2007), de la que hizo un remake Neil Labute en 2010, cuyo nudo, en torno al cual se organiza la trama, es la muerte del pater familias de un hogar, que reúne en torno a la viuda, por voluntad del difunto, a cuatro hijos con una evolución vital muy diferente. Un plan diabólico pergeñado por el padre que, no siendo creyente o al menos practicante, exige a los suyos que le honren con la Shiva, que consiste en respetar un periodo de luto de siete días después del entierro; mientras se observa la este ritual los dolientes deben evitar salir de la casa o usar cualquier forma de entretenimiento como la radio o la televisión, con el propósito de reflexionar en torno al dolor y la tristeza que produce la ausencia del que se acaba de ir. Durante este tiempo, los familiares permanecen reunidos en una habitación, y pueden mantener encendida una vela conmemorativa y cubrir los espejos mostrando una carencia de preocupación por el aspecto físico.*

La imposición a personajes tan dispares de convivir durante siete días encerrados en una habitación provoca conflictos, unos resueltos de manera más convincente que otros, pero sin llegar en ningún momento a la lucidez de que hizo gala Frank Oz en la representación de unos funerales en tono de comedia negra, aunque se puede ver.




*Tradiciones funerarias judías.

Comentarios