Infectados. Alex y David Pastor. Ficha técnica y crítica.






El copyright de las imágenes pertenece a sus autores
y/ o las compañías productoras y distribuidoras
Lo utilizamos para hacer reconocible el film por los usuarios

LA PRIMERA CONSECUENCIA DE UNA PANDEMIA ES LA SOLEDAD


Ficha técnica:


Título original: Carriers
País: Estados Unidos.
Año: 2009.
Duración: 85 minutos.
Dirección: Alex y David Pastor.
Guión: Alex y David Pastor.
Casting:Jeanne McCarthy.de Fotografía: Benoit Debie.
Dirección
Música: Pete Nashel, Brick Garner;  supervisor: Tracy McKnight
Edición: Craig McKay, A.C.E.
Coordinador del departamento de arte: Sara Lewis.
Decoración del set: Gabriela Villarreal,
Diseñadores del set: Michael Lovato, Jason Mack,

Diseño  de Vestuario: Jill Newell..
Jefe de Departamento de maquillaje: Todd Mcintosh.
Jefe de Departamento de peluquería: Yvette Meely.


Ray Angelic.Productores: Anthony Bregmany
Productor asociado: Stephanie Azpiazu.
Diseño de producción: Clark Hunter.
Compañías: Paramount Vantage presenta a Likely Story Production, asociada con Thisa is That


Intérpretes: 


Lou Taylor Pucci: Danny,
Chris Pine: Brian,
Piper Perabo: Bobby,
Emily VanCamp: Kate,
Chris Meloni: Frank,
Mark Moses: Doctor,
Kiernan Shipka:Joddie.


Sinopsis:



Un virus terriblemente mortal se ha extendido por toda la Tierra aniquilando a la mayor parte de la población. Cuatro jóvenes, que todavía no han sido infectados, se dirigen a una apartada playa del Golfo de México con la intención de refugiarse hasta que pase la epidemia. Su principal temor es encontrarse en su camino con otros humanos que les puedan contagiar. Así, cuando su coche se estropea en una carretera aislada, empezará una desesperada lucha por la supervivencia en la que no sólo deberán enfrentarse a niños infectados, médicos homicidas o saqueadores sin escrúpulos sino, sobre todo, a la creciente desconfianza que surge entre ellos... (en Filmaffinity)


Comentario:

En noviembre de 2016 la revista Tiempo, en su colección 'Cine Premium', ofreció este film de los hermanos Alex y David Pastor, con el que empezamos esta revisión del cine de epidemias y pestes con el que muchos cineastas han entretenido a su público al tiempo que lo hacían reflexionar. La peste que afectó a Eurasia en el siglos XIV y perturbó el siguiente preparó a la población para el paso del ancien régime a un sistema económico diferente, el capitalismo, y supuso el descenso de la nobleza como clase privilegiada, que debió dejar paso a la nueva clase ascendente, la burguesía. Es muy emblemática la secuencia del baile de 'El Gatopardo' de Lucino Visconti , 1963, en el que danzan entrelazados el icono de la decadente nobleza, Don Fabricio, Principe de Salina, y la representante de una clase nueva, Angélica, (interpretada por una espectacular Claudia Cardinale), hija del alcalde burgués de Donnafugata, Don Calongero. Estamos atravesando un tiempo que reúne características muy similares,y transitando de la sociedad industrial a la tecnológica. La crisis pandémica que ha seguido a la económica que provocó la caída de Lehman Brothers, en septiembre de 2008, no sólo ha incrementado las desigualdades, sino que ha creado una nueva clase dominante (Los Zuckerberg, los Bill Gates, Steve Jobs... y sus sucesores), propietaria de las nacientes empresas que controlan internet, que surgió, no por casualidad en Silicon Valley. Poco a poco van desplazando al capital financiero, introduciendo el dinero digital de múltiples formas y desplazando, no sólo a las viejas burguesías, sino incluso a los hasta ahora poderosos bancos. La nueva modalidad de negocio exige el teletrabajo, aumentando el número de pequeños empresarios autónomos y creando situaciones como las que denuncia Ken Loach en 'Sorry. We missed you'. Caminamos hacia una sociedad como la que supo profetizar en Wall-E Andrew Stanton; cuando termine esta pesadilla, ignoramos cuántos sobreviviremos y cuáles serán nuestras condiciones de vida y de supervivencia, y cómo será el nuevo sistema económico, cuyo modo de producción ya conocemos todos, aunque hayamos preferido no pensar en ello. Nada volverá a ser igual. Seamos conscientes de ello. El cine alemán, bajo la batuta de Goebbels no hizo películas de terror y ciencia-ficción, porque se parecían demasiado a la realidad. Hoy, en una sola jornada se ha despedido a cincuenta mil trabajadores, con compromiso de readmisión ¿?


Hace apenas tres años y algunos meses, advertíamos de que "algo se estaba gestando en el cine catalán que pasaba desapercibido para los españoles, algo que nos debía empujar a reflexionar sobre él. Directores como Jaume Balagueró, Guillem Morales, Jaume Collet-Serra o los hermanos Alex y David Pastor están situándose en primera línea de la producción cinematográfica. Se les acusará de realizar películas mainstream o blockbuster, etiquetas que equivalen a productos excesivamente comerciales. En caso de que este juicio fuera correcto, que no lo es, significaría que algo está cambiando en el cine español y que ya no hacemos sólo películas para consumo nacional, con la excepción de nuestros dos grandes cineastas: Amenabar y Almodovar.


Alex y David Pastor sorprendieron en Sitges, y no es para menos; la reseña y entrevista de Juan Luis Caviario les hace justicia. El film Infectados está realizado en EE.UU. y goza de la colaboración de actores que están en la cresta de la ola como Chris Pine ( Star Treck de J.J. Abrams, Imparable de Toni Scott...), bajo el paraguas de Paramount Vantage para la producción .


Es evidente que los hermanos Alex y David tienen bastante claro lo que nos quieren transmitir desde el comienzo de la película y lo hacen usando el lenguaje cinematográfico que demuestran conocer. Unas imágenes rodadas con un vídeo casero nos retrotraen a la infancia de dos hermanos Brian y Danny jugando en una playa del golfo de México, impulso proustiano que les lleva a abandonar su casa paterna e iniciar una huida en dirección al paraíso perdido, huyendo de una pandemia que amenaza con diezmar a la población mundial. Muy significativo el plano invertido de la carretera para significar que el mal ha llegado a las antípodas. El hecho que inspiró a los hermanos fue la alarma social que generaron los medios de comunicación y las industrias farmaceúticas, en torno a la gripe A, (¿nos suena o nos hemos olvidado?), que se denuncia en el film con un chino asesinado y colgado de un poste con un letrero que recuerda que el mal viene de su país. ¿Nos suena ésto también?

Se ha calificado el film de de road-movie o thriller, en el que los monstruos no persiguen a los protagonistas; no son monstruos sino simplemente enfermos infecciosos para los que no se ha hallado cura ni un protocolo seguro. Los directores imaginan una situación límite, en la que el hombre lucha por su supervivencia, perdiendo todo lo que le resta de humano a medida que aumentan las dificultades, y confirmando la locución latina de Tito Macio Plauto (Asinaria) de que Homo homini lupus est, popularizada por Hobbes. El primer acto de egoísmo e insolidaridad con los enfermos es el abandono de un padre y su niña pequeña afectada por el morbo. Habrá más: dos mujeres mayores, cristianas, que llevan el pez que identifica a los seguidores de Jesús, no atienden a las peticiones de ayuda del grupo de jóvenes (Brian, Danny y sus novias), lo que desencadena un tiroteo, en el que resulta herido Brian.

Es entonces cuando se produce una discusión entre los dos hermanos, que inquieta profundamente,en la que se plantea qué hacer en una situación límite: Brian es el más decidido pero menos reflexivo, el prototipo americano de hombre de acción; Danny es el 'cerebro' de la familia, el que prefiere ignorar los procedimientos que se utilizan, mantener su conciencia tranquila. Este enfrentamiento se corresponde con el que se mantiene socialmente sobre qué procedimientos son moralmente adecuados para resolver situaciones límite: actuar despreciando daños colaterales o preservar en cualquier caso aquellos valores que nos identifican como humanos, si los hombres pierden la razón. Llegado al final de su trayecto, Danny descubre que su Rosebud ya no es tal. Sus recuerdos se han materializado en simples lugares, y su compañera es una extraña para él; por un momento una película soñada, la que él anhela, es sólo un espejismo y en algún rincón de su memoria queda aquella realizada con un vídeo casero en la que los dos niños juegan en la playa. En el viaje de su vida ha aprehendido dos cosas: que no se puede recuperar el tiempo perdido, (no te bañarás dos veces en el mismo río,dijo Heraclito), y que ya siempre estará solo. Es el fin de la inocencia.

Las reglas marcadas por los hermanos para poder sobrevivir se han ido endureciendo ante cada dificultad: el egoísmo, la cobardía y la hipocresía han triunfado y los sueños de la infancia se han desvanecido; la tormenta limpiará y se llevará todo, incluida la esperanza germinada durante su juventud. Los realizadores utilizan un viejo recurso cinematográfico, la voz en off, como elemento diegético que contribuye a generar inquietud en el espectador; cuando los cuatro jóvenes dejan abandonados en una población al padre y a su hija enferma, ésta va narrando un cuento. En el siguiente plano el vehículo reemprende su marcha mientras se sigue escuchando la voz de la niña moribunda.

Película de bajo presupuesto y buena realización, no llamó la atención de la critica ni del espectador de su país, pero los 'cazatalentos' americanos financiarán el proyecto.

Comentarios