El día después de la ruptura. Song Hyun-wook










EL MÚSICO JOVEN ES UN BIEN CONSUMIBLE, ES SOLO UN BONITO ACCESORIO CON EL TÍTULO DE CANTANTE INDIE

Ficha técnica:


Título original: He-eo-jin Da-eum-nal
País: Corea del Sur
Año: 2016
Duración: 30

Dirección: Song Hyun-wook
Compañías productoras: Netflix; distribución KBS2



Intérpretes:


So-hee Yoon: Da In,
Chang-hwan Kim: You Tan
Gi-du Kim
Lee Tae-im: empresaria musical,
Nam-gil Kang



Sinopsis:


Miniserie de TV (2016) de 8 episodios. Drama fantástico sobre el cantante de un grupo alternativo que viaja al pasado e intenta salvar a su novia de un destino funesto.


Crítica:


Estamos atravesando un periodo histórico decisivo, la caída del imperio americano, pronosticada por el canadiense Denys Arcand en sus películas. Del mismo modo que el cambio del viento traía a Mary Poppis y después se la llevaba, el coronavirus, llamado COVID-19, se va a llevar a los 'Magos de Oz', los charlatanes de 'La vida de Brian', enzarzados sobre cómo salir media hora con sus hijos (unos países defienden que los niños vayan con sus padres a los supermercados y otros  prohíben esta medida; no me lo puedo creer) , y haciendo caer gobiernos si hace falta, y los que haga falta, por esta cuestión, o grupos, que, animados por su presidente, sacan las armas para defender a los que quieren salir a la calle cuando les venga en gana, aprovechándose de que la mayoría, dócil, que cumple las leyes, encerrando a los mayores en trampas mortales; predicando (en Francia) que los científicos,los doctores Mengele actuales, tienen la intención de introducir en la vacuna contra el virus asesino un chip para controlar a los ciudadanos..., sin percatarse de que los asiáticos, el nuevo imperio, no sólo hacen las ansiadas mascarillas, los respiradores, los termómetros y los tests rápidos o de cualquier otro tipo, sino que están en la vanguardia de la tecnología, y sus cineastas ganan los premios que antes se llevaba el envejecido y decadente Occidente. En la mente de todos está el hecho de que Bong Joon-ho se llevó a su tierra todos los premios que la Academia de Cine Americano le otorgó por 'Parásitos'.

El hecho de que el protagonista del film sea un cantante indie, romántico, cuyo espectáculo se caracteriza por canciones y maneras tranquilas, escasamente funky, lo convierte, cuando entra en el negocio de la música y empieza a contar como ciudadano que puede ganar dinero, en un bien consumible, un bonito accesorio con el título de cantante indie, que tiene que abandonar a su novia, de la que está enamorado, y a sus compañeros de grupo, rompiendo sus lazos sentimentales a sus 27 años, cuando se encuentra en la frontera más allá de la que sus esperanzas de progresar económicamente se diluyen. Sus competidoras son las Spice Girls asiáticas, las que reúnen grandes masas ante los escenarios, perreando, y alimentando sueños eróticos a ellos, pero también a ellas, todo controlado por el dinero, que busca exhibir los cuerpos de unas chicas que ni siquiera saben cantar. De este modo, con el background de la lucha entre la pureza y la verdadera independencia del músico y el mainstream de tendencias y modas dominantes (el indie también lo es), Song Hyun-wook nos cuenta una historia de amor nada convencional, estructurada en forma de bucle temporal en el que está atrapado You Tan,como lo estaba Bill Murray en 'Atrapado en el tiempo' (Harold Ramis, 1993), narrada  ahora en un tono de realismo mágico, en el que una niña de apariencia angelical, es en realidad una emisaria de la muerte. Un modo de contar que determina la naturaleza del cuento y dota de un atractivo nada ñoño el relato del coreano.

Yo me atrevo a aconsejar esta serie para cualquier edad. Siempre se puede ver.

La podéis encontrar en Netflix.




Comentarios