Frágiles. Jaume Balagueró. Ficha técnica y crítica.



El copyright de las imágenes pertenece a sus autores
y/o  las compañías productoras y distribuidoras


NO ES DONDE MURIERON, NI DONDE VIVIERON, ES LO QUE AMARON Y ESO OS RETIENE AQUÍ. 



Ficha técnica: 


Título original: Frágile
País: España
Año: 2005
Duración: 104 minutos

Dirección: Jaume Balagueró
Guión: Jaume Balagueró, Jordi Galcerán
Casting: Wendy Brazington
Dirección de Fotografía: Xavier Giménez
Música: Roque Baños
Sonido: Dany Fontrodona; diseño de sonido: Albert Manera
Editor: Jaume Martí
Dirección artística: Alain Bainée, Iñigo Navarro
Decoración del set: Gemma Fauria

Diseño de vestuario: Patrizia Monné
Jefe de Departamento de Maquillaje: Alma Casal
Supervisor especial de maquillaje: David Martí


Productores: Julio Fernández & Joan Guinard
Productores ejecutivos: Julio Fernández, Carlos Fernández
Diseño de producción: Alain Bainée
Compañías productoras: Castelao Productions & Just Films, Future Films, Canal +, Antena 3, Ministerio de Cultura, Gobierno de España, Institut Català de Finances, Institut Català de les Indústries Culturals, Generalitat de Catalunya, ICO, Media , Programa de la Unión Europea; Distribución: Filmax, Netflix


Intérpretes:


Calista Flockhart: Amy,
Richard Roxburgh: Robert, 
Elena Anaya: Helen,
Gemma Jones: Mrs. Folder,
Yasmin Murphy: Maggie,
Colin McFarlane: Roy,
Sussie Trayling: Susan,
Daniel Ortiz: Matt, 
Lloyd F.Booth Shankley: Simon,
Michael Gatward: David,
Scarlet Carey: Emma,
Cameron Antrobus: Jimmy,
Olivia Bjork: Linda,
...


Sinopsis:


El relato se instala en la Isla de Wight (Gran Bretaña), en el hospital infantil Mercy Falls, que tras un siglo de funcionamiento, está a punto de cerrar sus puertas y trasladar a los residentes al Hospital Saint James. Amy, una enfermera americana, interpretada por Calista Flockhart, contratada para cubrir el turno de noche mientras se lleva a cabo la evacuación de los niños a otros centros, detecta algo extraño: los pequeños están muy asustados y hablan de algo invisible y aterrador: la niña mecánica, y aseguran que vive en una planta del edificio que fue clausurada hace más de cuarenta años. Poco a poco, esa criatura se irá haciendo más evidente y agresiva. Para descubrir la verdad y proteger a los niños, Amy tendrá que enfrentarse a los que no la creen y a los miedos de su propio pasado.


Lo que se dice:


Jaume Balagueró, que saltó a la fama con Darkness (2002), y que inauguró la saga de REC, ( uno de los primeros films que crean una diégesis más que de cinema verité de reallity show televisivo, ese tipo de programas, como el famoso 'Callejeros' en el que los periodistas pasan un día, en este caso una noche, con un grupo de personas, ya sean mendigos, drogadictos o bomberos, realizando entrevistas en las que un reportero gráfico cámara al hombro ), recibe siempre buenas críticas, con alguna excepción como la de Carlos Boyero (Diario 'El Mundo'), que define 'Frágiles' como una película basada en un guión tonto y efectos de susto baratos. Frente a esta postura, la página española ofrece una nota media de 5,9, (no baja en un país como el nuestro que desprecia los géneros de terror y ciencia-ficción), basada en 13,679 votos, una media que la página norteamericana Imdb eleva un poco hasta el 6,1, con una muestra muy parecida: la opinión de 15,332 usuarios.

Otros hablan de buena factura y oficio y guión inquietante (Javier Angulo, Cinemanía); estilo depurado (Javier Angulo, Cinemanía); buen cine de género a la altura del que se hace al otro lado del Atlántico (M.Torreiro, Diario 'El País')...


Crítica:


Puede que muchos que, en su momento, despreciaron el film hoy se replantearían la cuestión. 'Frágiles' nos cuenta la historia de una enfermera que llega debilitada moralmente, hasta el extremo de precisar medicarse para soportar su propia angustia, que acude a un hospital que va a ser evacuado, en el que quedan unos pocos niños, afectados severamente por enfermedades respiratorias, y nos cuenta esta historia con un elegante lenguaje audiovisual, una pericia que lo ha convertido en el norte de muchos realizadores no solo catalanes, y una mirada profunda sobre las secuelas que pueden dejar en hombres o mujeres la conciencia de que han hecho algo mal y que sólo se producirá su catarsis si compensan el daño causado con una entrega total a otros más débiles que ellos. Balagueró no sólo es un maestro, tanto del encuadre como de la edición, sino que maneja con soltura los fundamentos del relato de terror de Edgar A.Poe sobre casas encantadas, situando la conciencia del mal en el desván y el inconsciente en zonas más oscuras; pero poco a poco la narración va evolucionando hacia una visión del miedo lovecraftiana, hasta que finalmente hace visible el objeto del miedo, sin recurrir a sustos abusivos, tremendismos efectistas, ni gran profusión de sangre y otros fluidos, sino generando una atmósfera inquietante que parte de 1959, y que viene anunciada por un cartel deteriorado y de trazos de otros tiempos, que siempre remite a algo ya muerto.

Cuando todo ha terminado y mientras Amy descansa en su cama de hospital, un anciano que pasa ante la puerta de su habitación, tumbado en una camilla y dispuesto a realizar su último viaje, le da la clave: no importa donde los que han cruzado ya la linea de la vida vivieron o murieron, sino lo que amaron. Su memoria y su regreso no siempre es amable y hace feliz a los que quiere, sino que depende de cómo de traumático fue su final; vivimos tiempos de pandemia y la forma en que se han extinguido las vidas de tantos ancianos, que crea imágenes insoportables en nuestra mente, no augura momentos felices para quienes no tengan la conciencia muy limpia. Los vulnerables (los más pequeños y los más mayores) no siempre reciben el trato que todo ser humano merece.

El film está disponible en la plataforma Netflix.




Comentarios