La quinta ola. J.Blakeson. Ficha técnica y crítica.










Ficha técnica:


Título original: The Fifth Wave
País: Estados Unidos
Año: 2016
Duración: 112 minutos

Dirección: J.Blakeson
Guión: Susannah Grant, Akiva Goldsman, Jeff Pinkner, basado en la novela de Rick Yancey
Casting: Francine Maisler, CSA, Kathy Driscoll-Mohler
Dirección de Fotografía: Enrique Chediak, CSA
Música: Henry Jackman
Edición: Paul Rubell, ACE
Dirección artística: Julian Ashby
Decoración del set: Amanda Cape, Frank Galline

Diseño de Vestuario: Sharen Davis
Jefe de Departamento de peluquería: Anji Bemben
Jefe de Departamento de maquillaje: Lisa Love

Productores: Tobey McGuire, p.g.a., Graham King, p.g.a., Matthew Plouffe, p.g.a., Lynn Harris, p.g.a.
Productores ejecutivos: Denis O'Sullivan, Richard Middleton, Ben Waisbren
Diseño de producción: Jon  Billington
Compañías productoras: Columbia Pictures, LStar Capital, Material Pictures; distribución: Netflix


Intérpretes:



Chloë Graze Moretz: Cassie
Nick Robinson: Ben Parish/Zombie,
Ron Livingston: Oliver Sullivan,
Maggie Siff: Lisa Sullivan,
Alex Roe: Evan Walker,
Maria Bello: Sargento Reznik,
Maika Monroe: Ringer,
Zakary Arthur: Sam Sullivan,
Liev Schreiber: Coronel Vosch
Tony Revolori: Dumbo,
Talitha Bateman: Teacup,
Nadji Jeter: Poundcake,
Alex  MacNicoll: Flintstone.



Sinopsis:



Después de que cuatro olas de destrucción devastan la Tierra, una joven desesperada por encontrar a su hermano se une para estar preparada para la quinta.


Lo que se dice:


El film ha sido desdeñado en España, muy poco afecta al cine de género, y en especial al de terror y ciencia-ficción, la reacción de la prensa ha sido demoledora, y el resultado es una nota media de 4,00 puntos redondos, basada, ni más ni menos, que en 7,995 votos. Algún lector llega a decir que "si encontráis un DVD con este título ni se os ocurra tocarlo, podría ser contagioso". No obstante, llama la atención el número de lectores de la página que se han manifestado, y el hecho de que 100 de ellos se hayan animado a escribir. La página norteamericana eleva esta media a 5,2, basándose en una muestra mucho más amplia: 95,928 usuarios. El tomatometro de la página Rotten Tomatoes también suspende el film claramente, como indican el índice de aceptación de la prensa , 15%,  una nota basada en 137 reseñas y del 38% del público, tras pulsar la opinión de 32,070, lo que en un país que es pionero y el más brillante del género, resulta significativo.

Si descendemos al detalle, parece ser que los argumentos que dan los críticos tampoco están muy pulidos. A jordi Costa (Diario 'El País') le evoca la saga adolescente (no tan adolescente, como sabe cualquier aficionado al cine) de 'Crepúsculo', al tiempo que la tacha de apresurada, a medio cocinar,basada en una novela a medio hacer...una sinopsis alargada, que  obedece a las prisas (¿?) de una corporación adicional; Antonio Weinrichter se esfuerza bastante menos y compara a la protagonista, encarnada por Chloë Graze Moretz, con caperucita roja  ( en este caso de Ohio), corriendo por el bosque y confundiéndose con el lobo. Otros se han limitado a cubrir el expediente y justificar lo que cobran por colaboración con periódicos nacionales.


Crítica:


Se puede analizar el film desde tres perspectivas diferentes: el estilo, la tecnología empleada y el background del film. En cuanto al estilo, el film, financiado y asesorado por los equipos más sobresalientes de Estados Unidos, desde los encargados del casting, entre quienes se encuentra Francine Maisler, o  la producción ejecutiva en la que figura el actor Tobey McGuire,  el resultado es un film multirreferencial en el que vemos el catastrofismo de Roland Emmerich, en esas imágenes espectaculares de tsunamis (una alusión clara a las olas inmensas que dan nombre al film y que destruyen todo a su paso), la invasión de las ciudades por gran cantidad de animales como los cuervos, que empequeñecen la amenaza de la película de Hitchcock , (Los pájaros), ante la reflexión de Cassie acerca de que en el mundo hay 300.000 millones de pájaros, por lo que salimos a 75 por persona; algunas figuras retóricas de Spielberg, sin pretensiones de autor por parte de J.Blakeson, y, por encima de todo, planos muy convencionales, en cuya captación se ha recurrido al uso de drones, y toda la tecnología disponible para sustituir la filmación en espacios reales por imágenes que son sustituidas, como todo el mundo sabe, por cromas. Nada sobresaliente que haga salir de su invisibilidad a un director que realiza un tipo de cine que parece dirigido a los adolescentes. Pero no da la impresión de que este objetivo se haya conseguido, quizá por un subtexto nada frecuente , hasta que en Corea se hicieron películas como Virus de Kim Sumg-su (2013) y Pandémic, realizada por John Suis en 2016, una anterior y otra coetánea de 'La quinta ola'.

Pero, vista en 2020, sorprende por la forma en que relata cómo un virus, la Gripe Aviar (un hecho real) en sus sucesivas mutaciones se ha convertido en un enemigo del hombre imparable, sorprendiendo el hecho de que, mientras sectores de la población se muestran inmunes, otros enferman y muchos mueren, entre los que se encuentra la madre de la protagonista, que forma parte del personal sanitario como enfermera, una situación que la sitúa en primera línea de combate . En esta historia los artífices del virus criminal (del que ya han atormentado a los terrícolas con cuatro olas, como también ha ido ocurriendo en la realidad con pandemias como la de las vacas locas, la fiebre porcina, la gripe aviar, la Gripe A, y ahora el covid-19, que puede ser el definitivo como la 'quinta ola') son alienígenas. Pero estos extraterrestres, -también en la vida real el Ministro de Defensa de Japón contempla la posibilidad de averiguar si el coronavirus lo han traído los extraterrestres -, han tenido cuidado de no dañar más de lo necesario la riqueza material; con la introducción de forma tangencial de estos extraterrestres, que llegan al planeta con el objetivo de robar su excedente a los terrícolas. los 'otros', como llaman éstos a los alienígenas, (muy significativa la apelación)  los hombres y mujeres que habitan la Tierra, entran de lleno en el terreno del uso desplazado del lenguaje.

Pero sorprende también la práctica de separar a la población y aislarla en burbujas, algo que se puede equiparar a las franjas horarias que se establecen entre adultos, niños acompañados de sus padres, mayores de 70 años (¿adultos no?) para defenderse de un virus, al que se enfrenta un joven al que sus compañeros llaman zombie, a semejanza del virus que no está vivo,pero tampoco muerto, y que busca un huésped al que parasitar y camuflarse detrás de él. El adjetivo de vulnerable actual sustituye a los que se emplean en el film, y que designan a los que van a ser eliminados en primer lugar, tras ser considerados los más fáciles de exterminar: los débiles, los desprotegidos, a los que se ejecuta de la forma más eficiente posible. La cuestión reside en que siempre quedan restos, algunas cucarachas como les llaman en el relato, y para eliminarlos se crea la 'quinta ola', librando previamente a los humanos de su humanidad; si prospera el plan será una especie de solución final. La Quinta Ola estará formada por los mas jóvenes, casi niños, que serán los encargados de  matar a sus mayores.

La historia de amor entre Cassie y un híbrido, pone en primer plano los excesos del ser humano que se ha pasado siglos eliminando a otras especies y ahora se encuentran con un virus imbatible. Esta historia de amor se introduce de forma tangencial, sin dar espacio a un desarrollo emocional, con el objetivo de que, con toda probabilidad, ocupe un lugar más importante en la probable secuela, concluyendo este  relato con un canto a la esperanza apoyada en la flexibilidad de los más débiles, los más humanos, que se pueden doblar, pero no se rompen.  De nuevo la ciencia-ficción se anticipa en la previsión de unos acontecimientos, que desde luego son ficticios pero se parecen mucho a la realidad, sin caer en el simplismo de los que se ha dado en llamar, como consecuencia de la pandemia que nos azota, covi-idiotas y co-videntes, que se corresponde más al capitán a posteriori (South Park). Razón tenía  Goebbels cuando rechazaba el género, porque era de la opinión de que se parece demasiado a la realidad y trabajaba en contra de sus intereses. 

Yo la aconsejo porque favorece esta reflexión y explica por qué el género tiene un gran número de fans, al tiempo que demuestra que si la extradiégesis forma parte del imaginario del público el film resulta mucho más sorprendente, verosímil e incluso inteligible. Está disponible en Netflix.


Comentarios