Sueño lúcido. Kim Joon-seong- I. Ficha técnica y crítica





Ficha técnica:


Título original: Lucid Dream
País: Corea del Sur
Año: 2017
Duración: 102 minutos

Guión y dirección: Kim Joon-seong-I
Dirección de Fotografía: Park Hyun-Chul

Compañía productora: Rod Pictures, Next Entertainment World, Joy Pictures; distribución: Netflix


Intérpretes:



Kyung-gu Sol : Song Bang-sub,
Soo Go : Choi Dae-Ho,
Hye-jeong Kang : So-hyun,
Yoo-chun Park : Kwon Yong-hyun,
In-hwan Park : Kang Sung-pil,
Ho-jin Chun : Jo Myung-chul,
Suk-ho Jun : Choi Kyung-hwan,
Kang-Hoon Kim :Choi Min-woo



Sinopsis:

Dae Ho (Ko Soo) es un perodista de investigación que trata de buscar el paradero desu hijo, que fue secustrado hace tres años. Con la ayuda del detective Bang Sub (Sul Kyung-Gu)  de una amiga psiquiatra llamada So Hyun (Kang Hye-Jung), Dae Ho tratará de rastrear a su hijo con el uso de técnicas lúcidas del sueño e intentará encontrar pistas sobre el secuestro.

Lo que se dice:


La película no ha tenido gran eco en la crítica de la prensa y los espectadores no han reaccionado todavía, una situación que se traduce en una nota media de 4,9 en la página española Filmaffinity, basada en 427 votos, una media que la norteamericana Imdb, más experta y conocedora de un género que tiene gran rendimiento en Estados Unidos, y escasa aceptación, más allá del sector más joven y tecnologizado de nuestro país, eleva a 6,1, aunque basada en na participación escasa, 2,45 usuarios, para la que es habitual en esta publicación,que evidencia que el público todavía no ha accedido de forma masiva al film.


Crítica:



La información sobre Kim Joon-seong- I es muy escasa y no va más allá de algunas notas sobre la ficha técnica y la sinopsis de su opera prima, Sueño lúcido (2017), que distribuye Netflix en su plataforma. El film del coreano es uno de los más occidentales de los que proceden de ese país, con influencias de Paul Verhoeven en Total Recall (Desafío total, 1990), en cuanto a la posibilidad de inducir con la ayuda de las nuevas tecnologías un sueño que en esta historia llaman lúcido, una oportunidad que descansa en una posibilidad que, hoy por hoy, forma parte de la ciencia-ficción,de introducirnos en nuestro propio inconsciente, gracias a que emitimos unas ondas cerebrales cuando soñamos, e incluso podemos compartir la aventura con otro, si ajustamos nuestra frecuencia a la de otras personas y las iguala, colándote en sus sueños, aunque podrías quedar atrapado en su subconsciente para siempre. Una vez dentro el cineasta coreano imagina, a la manera de Christopher Nolan, los grafos lacanianos, que muestran como funciona nuestra psique, como una arquitectura compleja, bien alineada,  definida, por la que circula nuestra demanda de información, en este caso el paradero del hijo de un periodista muy comprometido con la honradez en el universo de los negocios y la política, lo que lo pone en el punto de mira de los mafiosos. El reloj es su referente con el mundo 'real'.

A pesar del tema, aparentemente escabroso, del tráfico de órganos y  de sangre de grupos muy reducidos, como el 0 negativo, del que en Corea sólo son portadores 20 personas, el lenguaje audiovisual se caracteriza por la rapidez de la acción, que asimila el film a las películas del género estadounidenses, sin un exceso de violencia, más atento a un desarrollo pautado de la trama. No obstante introduce un exceso de historias secundarias que restan cierta credibilidad a un relato, que al final se acelera, gana en espectacularidad y logra captar la atención del espectador. Creo que Imdb se aproxima más al espectador que busca entretenimiento, aunque no le falta un subtexto que, si bien no tiene mucha fuerza, ni explica demasiado cómo funciona el mundo de los negocios en el que se imbrica la acción, genera la tensión necesaria para mantener la atención.

Dispoible en Netflix.


Comentarios