Está bien no estar bien. Park Shin Woo. Comentario.



LA FUSIÓN CULTURAL DE ORIENTE Y OCCIDENTE EN UN MARAVILLOSO CUENTO CONFECCIONADO CON RETALES DE LAS NARRACIONES CLÁSICAS QUE FORJAN LA IDIOSINCRASIA DE LOS PUEBLOS A GOLPE DE MORALEJAS, CON FRECUENCIA CRUELES.


FINCHA TÉCNICA, ELENCO SINOPSIS, LO QUE SE DICE (Pinchad aquí).


Park Shin Woo ha construido un maravilloso relato de mateficción (compartimos la nota media de 9,1 que Imdb otorga a la serie), un largo cuento que bebe de fuentes clásicas occidentales (Hermanos Grim, Hans Christian Andersen, cuentos de hadas tradicionales u orientales, que se conjugan con los que escribe la protagonista de esta historia Ko Mung-Yeon, interpretada por Seo Ye-ji , cuyo temperamento, a veces cínico, otras hiriente y casi siempre de apariencia inmadura e infantil, va avanzando de la mano de Moon Gang.tae, encarnado por el espectacular Kim Soo-hyun, que logra que tu mirada no se aparte un segundo de la pantalla cuando el actor la ocupa.

En esta simbiosis cultural entre las diferentes culturas instaladas en el mundo, en este caso la oriental milenaria y la occidental, especialmente norteamericana, más joven y brillante en la evolución del medio audiovisual más atractivo que es el cine, cuya función es entretener y hacernos reflexionar sobre el tema que nos propone, atravesando diferentes géneros, especialmente desde el drama romántico hasta el thriller que se esconde tras el elemento de terror que hace huir a Gang-tae y su hermano, un hombre de 35 años, autista y dependiente: las mariposas que en griego se llaman psique. Muchos pensarán que el personaje de Gang-tae está dramatizado en exceso, que se redunda en su dolor impenetrable y la contención de sus sentimientos, tanto la alegría, como el dolor y la atracción amorosa, lo cual produce una tensión en el espectador que, yo creo, que intensifica su atención.

Pero hay algo que no podemos obviar. Park Shin Woo ha construido un universo que contraría la sociedad patriarcal como la concebimos en occidente, donde, desde la hominización se produjo una división primaria y fundamental del trabajo: el hombre era cazador y productor y la mujer se dedicaba y se dedica todavía hoy en una parte importante de la población al cuidado de los suyos y elige profesiones para seguir cuidando a la gente más allá del espacio privado del hogar. Gang.tae es un cuidador y un protector, destinado desde la cuna a cuidar a un hermano autista, ya la vez  trabaja como enfermero en un hospital psiquiátrico, desempeñando la misma función; llora con frecuencia y de ninguna manera indisimuladamente, sino de forma abierta y sin miedo a perder su aparente virilidad, y su dedicación exclusiva a los demás lo  hacen aparecer como débil y cobarde. Pero no es el único hombre con estas característica. El amable y bondadoso director del hospital defiende esta debilidad como la base de la solidaridad y el apoyo mutuo de los seres humanos.

Si ellos dejan vacío el espacio del despotismo y la imposición, lo ocupan mujeres decididas, bien formadas (escritoras, cocineras o simplemente ricas) que conducen la historia hacia la oscuridad, ese punto de crueldad que, según la escritora, a ratos altiva y arrogante, a ratos infantil como una niña, Mung-Yeon, caracteriza a los cuentos, una manera de ser que choca frontalmente con la del 'bello' Gang-tae. Ellos y ellas son el producto de una infancia traumática y desgraciada, que se traduce en una lucha, unas veces soterrada y otras abierta e incluso muy violenta entre hombres y mujeres, de la que no está ausente la diferencia de estatus económico que imprime diferencias de carácter y por lo tanto de actitud.

La recomiendo porque no sólo entretiene y emociona, sino porque invierte los valores en todos aquellos aspectos en los que se germina el conflicto en las sociedades orientales." Si hubiera muerto primero Romeo, no hubieran fallecido los dos" dice crípticamente uno de los personajes femeninos.

La podés ver en Netflix.

Comentarios