Los caminos que no escogemos. Sally Potter. Ficha técnica y crítica.

 


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o las compañías productoras y distribuidoras

Se usa para facilitar el reconocimiento del film


LOS FLECOS QUE DEJA LA VIDA


Ficha técnica:


Título original: The Roads Not Taken

País: Estados Unidos. Co-producción Estados Unidos/Reino Unido

Año: 2020

Duración: 85 minutos


Dirección: Sally Potter

Guion: Sally Potter

Casting: Irene Lamb, Heidy Levitt

Dirección de Fotografía: Robbie Ryan

Música: Sally Potter

Edición: Emilie Orsini, Sally Potter, Jason Rayton

Dirección artística: Bárbara Pérez-Solero, Linda Wilson

Decoración del set: Delia Picirilli, Linda Wilson


Diseño de vestuario: Catherine George

Diseño de maquillaje y peluquería: Rosa Almécija


Productores: Christopher Sheppard

Productores ejecutivos: Joshua Blum, Stephen Dailey, Lizzie Francke, Cristóbal García, Rose Garnett, Amy Hass, Phil Hunt, Andrew Carpen, Joe Oppenheimer, Edmon Roch, Compton Ross, Kent Sandersson, Marie Gabrielle Stewart, Frida Torresblanco, Peter Touche, Peter Watson, Fredrik Zander

Diseño de producción: Carlos Conti

Compañías productoras: Adventure Pictures, BBC Films, British Film Institute, Chimney Pot, Film i Vast, HanWay Films, Ingenious Media, Sverige Film, La Terraza Films; Distribución: Bleecker Street, Amazon Prime Video


Intérpretes:


Elle Flanning: Leo,

Javier Bardem: Molly,

Salma Hayeck: Dolores,

Laura Linney: Rita,

Branka Katic: Xenia,

...


Sinopsis:


'Los caminos que no escogemos' narra un día caótico en Nueva York en la vida de Leo (Javier Bardem) y su hija Molly (Ellen Fanning) que ha de lidiar con el inestable estado mental de su progenitor.


Lo que se dice:

El film que dirige Sally Potter en plena era pandémica, un momento en el que no se puede rodar con muchos personajes y se construyen historias destinadas a plataformas televisivas de streaming, ha sido injustamente recibida con mucha tibieza, como si el mundo estuviera atravesando el mejor de sus momentos. La página española Filmaffinity ni siquiera la aprueba, todo lo contrario la suspende claramente con un 4,3, una nota media basada en 268 votos, que la página norteamericana Imdb eleva un poco, hasta un justo 5,1, obtenido de la valoración de 1,264 usuarios.

Los críticos españoles le arrean de lo lindo, sin tener en cuenta lo difícil que resulta en estos momentos contar historias por modestas que sean, sólo hay que ver las depauperadas carteleras de los cines. Luís Martínez (diario 'El Mundo') señala como la idea de Potter construir un puzzle alrededor de la identidad y de la memoria pero Bardem se esfuerza en construir un personaje que es sólo molde, sin nada dentro. Para Sergi Sánchez (Diario La Razón) es una película fallida, tanto como la carrera del actor  en Estados Unidos, una valoración que contrasta poderosamente con la de los críticos norteamericano, como Deborah Young (The Hollywood Reporter) que califica a Javier Bardem y Elle Flanning de actores imponentes, si bien todos los críticos muestran la misma desorientación que critican.


Crítica del blog:


Parece obvio que el film ha sido concebido por Sally Potter, apoyada en su equipo, pensando en un actor concreto, Javier Bardem, que tiene que representar a un hombre que tiene serias dificultades para 'ver' con claridad tanto su pasado como su presente a causa de una demencia frontotemporal, apoyado en su Antígona particular, una hija, Molly, concebida siendo estudiante en la Universidad, y luego abandonada, interpretada por una magnífica Elle Fanning, que se comporta como una perfecta Antígona que acompaña a su progenitor durante 24 horas para acudir al dentista y al oculista, impotente para poder entender las reacciones del que vaga por los diferentes caminos que fue abandonando a lo largo de su vida y que lo asaltan como relámpagos, latigazos breves de conciencia, permitiendo al espectador, el único con el que comparte sus idas y venidas a través del tiempo, reconstruir  su historia con los pequeños trozos de su existencia rota por la enfermedad y que va dejando en cada viaje a los diferentes destinos con propósitos también distintos (llorar a su hijo muerto, buscar la inspiración, -se entiende que es escritor -, en una joven musa que le evoca a su hija ...).

Toda elección, decía Tarkovsky, impone un sacrificio, y el de Leo han sido poderoso al abandonar los caminos que no escogía. El recurso que ha utilizado fundamentalmente la cineasta británica, (Orlando, The Parthy...), una storyteller dura y nada complaciente  con su  público, ni en lo visual ni en lo discursivo, ha sido el rostro del actor español, cuya expresión adopta múltiples registros en función del guion, tomado con frecuencia en primerísimos primeros planos, apoyado en el rostro dulce e ingenuo de Elle Fanning. La falta de contexto no exige grandes inversiones, más allá de una humilde habitación sin apenas atrezzo, invadida constantemente por el ajetreo de los trenes que circulan paralelos a la casa,  escasas visitas a las consultas organizadas por la hija y breves salidas del protagonista a exteriores buscando un camino o huyendo de él. Un film que define a la perfección el momento que estamos viviendo, en el que tendríamos serias dificultades para entender por qué elegimos un destino y no otro, unas decisiones que nos han situado en el cruce de caminos en el que nos encontramos, desorientados y sin saber hacia dónde nos dirigimos. Los pocos actores que se mueven en este relato descontextualizado (sólo en una ocasión una mujer lo insulta utilizando su propio origen mejicano) logran mantener al público expectante e interesado por desentrañar el puzzle que compone una vida como cualquier otra de quien, con el tiempo y tras sufrir el desgaste que conlleva el simple hecho de vivir, desemboca en el deterioro mental que produce una tremenda inquietud en quien la padece y quien lo cuida.



Comentarios