Sísifo. Jin Hyuk. Crítica.

 



EL ARREPENTIMIENTO, EL RESENTIMIENTO EN UN CONTEXTO DE PARADOJA TEMPORAL Y...MISOGAMIA.

Ficha técnica, intérpretes, sinopsis, lo que se dice, breve crítica.(Pinchad aquí)


Crítica:


Un cineasta español ha afirmado recientemente que la aparición de las series ha relegado el cine convencional a la categoría de género menor, una afirmación que seguramente habrá disgustado a más de uno, a la par que dificulta la labor del crítico, que debe enfrentarse a relatos que duran más de 16 horas. Si además este nuevo formato reúne una serie de características constantes puede acabar constituyendo por sí mismo un género concreto, ubicado en un espacio y un tiempo bien definido, aunque todo esto suene a demasiado heterodoxo. Pero esto es precisamente lo que está ocurriendo con el cine coreano, que nos ayuda a entender la nueva sociedad democrática que se está gestando en Corea del Sur y compararla con la nuestra propia, y no siempre nos gusta lo que nos devuelve el espejo. Si nos aficionamos a ver las series de este país que divulga Netflix podemos observar una serie de constantes: el respeto y aprecio por la cultura occidental y sus iconos más importantes, no sólo cinematográficos, sino literarios, musicales, o representantes de cualquier manifestación cultural, de las que no se reprimen de imitar y hacer cameos constantes (Lo malo no es, decía Picasso, imitar a los demás, sino imitarse a sí mismo); el gusto de su población de cualquier edad por beber en exceso, soju y desde hace tiempo cerveza, cuando se desmelenan con amigos en bares próximos a su lugar de trabajo, su vivienda habitual o pequeños karaokes, y vino y otras bebidas espirituosas especialmente cuando se reúnen las clases altas en locales elegantes; el vicio de pegar a los dependientes; la pervivencia de las citas a ciegas que los padres ya no pueden imponer a sus hijos y, una cuestión que llama poderosamente la atención; la resistencia de las nuevas generaciones a formar familias estables en un país en el que nacen pocos niños y que, por fin, en este film se la denomina por su nombre: misogamia, u odio al matrimonio. El film que dirige Jin Hyuk evita muchas de estas características, excepto esta última, porque el subtexto aborda una cuestión sería: evitar una guerra nuclear, contemplada  desde la perspectiva de la ciencia-ficción y los viajes en el tiempo, el amor y las paradojas que obligan al individuo a elegir entre sus sentimientos (la pareja, los amigos, la familia) o el beneficio de la comunidad. "Me ocuparé,- dice el protagonista -, de que discutan sobre la vida cotidiana sin preocuparse de la guerra.

El film nos advierte de algo que es ya obvio para todos, casi un mantra: "El futuro ya está aquí, solo que aún no lo sabemos"; es en este nuevo mundo en el que el ciudadano va a tener que elegir entre estos intereses individuales y colectivos. Otra características de las series coreanas es la participación de buenos guionistas que crean el marco para que actores de la categoría de Cho Seung-woo ('Stranger"/Bimilui Soop, 2017)o Park Shin-hye (Recuerdos de la Alhambra, 2018; El teléfono, 2020) acaban resultando muy atractivos para los espectadores y animan a su público a seguir su carrera. La serie tiene 16 episodios de más de una hora de duración, en los cuales sus protagonistas se pasean por el tiempo constantemente, arrastrando como Sísifo sus problemas, muchas veces fruto del arrepentimiento por acciones anteriores, empujados por el deseo de volver al pasado para deshacer entuertos, olvidando la paradoja de que si borras el pasado cambias el futuro irremediablemente, y si lo que se intenta remediar es la aniquilación de un pueblo entero el dilema es importante. Los papeles están repartidos entre Han Tae-sul (Cho Seung-woo) el científico dotado de gran talento, cuyas investigaciones corren el riesgo de ser utilizadas con fines espurios; Kang Seo-hae, (Park Shin-hye) sobre cuyas espaldas recae todo el peso de la acción, una mujer que en ningún momento pierde la conexión con su infancia ni con su condición femenina que tiene reflejo en los adornos de las armas que maneja, al igual que las artes marciales, mejor que la mayoría de los hombres, porque fue educada por su padre para enfrentarse al poder de Sigma ( Kim Byeong-cheol), un villano inspirado en el creado por George Lucas para Star Wars, Dart Vader, -en un momento determinado aparece incluso vestido con una capa que dibuja en el fondo del plano en una evocación muy sugestiva -, un hombre que va derivando su trayectoria desde niño hacia el lado oscuro, arrastrado por el resentimiento, por el rencor hacia el compañero con más talento de su clase, del que intenta llamar la atención con sus perversidades. No tardará en entender Tae-sul que su talento concita odios profundos en muchas más personas que se organizarán alrededor de Sigma.

A lo largo de interminables escenas de acción intensa se van abordando otro tipo de subtramas relacionadas con la inmigración ilegal, no de unos territorios a otros, sino de un tiempo futuro al pasado o al revés, que correrá a cargo de una policía de control que persigue a los que van llegando a través de porteadores y descargados inventados por Tae-sul, pero que procedían de otras misiones como el espionaje de compañeros, partidos políticos y otros personajes importantes, que aquí se denominan como cloacas del estado, y que generan a su alrededor todo tipo de pequeños satélites que contribuyen en sus operaciones, como el grupo que dirige Sung Song-li. 'Sisifo', junto a otras series coreanas, se caracteriza por ser superproducciones que pueden competir ya con las norteamericanas y están logrando colocar a directores, guionistas y actores, en el imaginario colectivo, en algún caso con mucho éxito. Jin Hyuk coloca en segundo plano el romance y le interesa más imaginar un futuro sin guerras, para lo que  sus protagonistas deben decidir entre un mundo mejor o vivir su momento, disfrutando de su familia, de su amante y de su zona de confort. Un gran dilema, que capitanea de forma magistral una mujer, con la que cualquier hombre es incapaz de competir y salir triunfante en el cuerpo a cuerpo. Muy interesante; disponible en Netflix.


Comentarios