La novelista y su película. Hong Sang-soo. Ficha de identificación y crítica.

 


El copyright de las imágenes pertenece a sus autores

y/o las compañías productoras y distribuidoras


HONG SANG-SOO, EL MÁS OCCIDENTAL DE LOS CREADORES SURCOREANOS, DEL QUE LLEVAMOS TIEMPO HACIENDO SEGUIMIENTO EN CINELODEON.COM. PARECE MÁS IMPACTADO POR LA NOUVELLE VAGUE FRANCESA QUE POR LA RENOVACIÓN QUE SE ESTÁ PRODUCIENDO EN SU PAÍS.


Ficha de identificación:


Título original: So-seol-ga- Yeong-hwa
País: Corea del Sur
Año: 2022
Duración: 92 minutos
Género: drama literario y metadiegético

Dirección: Hong Samg-soo
Guion: Hong Sang-soo
Dirección de Fotografía: Hong Sang-soo
Música: Hong Sang-soo
Edición: Hong Sang-soo

Productor Hong Sang-soo
Compañías: Jeonwonsa Film


Reparto: 

Lee Hye-yeong: Kim Junhee
Kim Min-hee: Kilsoo
Seo Younghwa: 
Park Mi-so: Hyunwoo
Yunhee Cho: Yangjoo
Ju-bong Gi: Mansoo
Ha Seong-guk: Gyeongwoo
Lee Eun-mi: Jaewon
Kwon: Hae-hyo
Hae-hyo Kwon
Hae-hyo Kwon: Hyojin
Kim Si-ha


SINOPSIS:


La famosa novelista Junhee se reúne con dos amigas y la velada parece estar cargada de cierta amargura. Una de ellas dejó la escritura para abrir una librería y todavía no le ha dicho a Junhee qué opina de su último libro. La segunda es cineasta y nunca adaptó el libro de Junhee, algo que tenían planeado. Aunque lo más desconcertante es que Junhee no ha publicado nada en un tiempo. En lugar de eso, ha empezado a cuestionar su enfoque literario y tiene dudas sobre la sensibilidad que ha forjado su estilo y su personalidad.


COMENTARIO:


Desde hace algunos años Hong Sang-soo ha captado nuestra atención, especialmente por el cine que se hace en Corea del Sur más occidental, influenciado por la Nouvelle Vague francesa de la década de los 60/70, que gira, en su caso, en torno al cinéma vérité,  pegado al guion literario con cierto desprecio al lenguaje de las imágenes, huyendo constantemente de cualquier metáfora visual o significativa, y concediendo a los diálogos la máxima trascendencia. Pero en Corea del Sur lleva años produciéndose una transformación que ha pasado desapercibida hasta que Bong Jong-ho, director de filmes tan impactantes e incidentes en la realidad actual como Host (2006); Snow Pierce (2013) ; u Okja (2017), entre otros, habían llamado la atención de Oriente y Occidente, hasta que en 2019, en vísperas de la pandemia que nos azota consiguió todos los premios al mejor director y guion en los Premios Oscar, que otorga la Academia de Cine, de fuera y de dentro de la Meca del Cine Occidental por su película 'Parásitos', muy atenta al arriba y abajo de su sociedad, y a la depauperación de los barrios más pobres de Seúl, situados en colinas empinadas (de verdad, no como las de las calles de Itaewon, que se hicieron tristemente célebres en tiempos recientes), un espacio cinematográfico que ocupan otros realizadores, entre ellos Yeong Sang-ho en Train to Busan, (2016), atravesado por un poderosa metáfora que recorre todo el relato, aunque ya sé que hay quien, al menos en cine, detesta las figuras retóricas que acepta en la poesía literaria. Pero, mientras, silenciosamente, iba avanzando una auténtica revolución dentro del país, la Hallyu o Nueva Ola coreana, que está amenazando con llevarse por delante lo que se hace en muchos países occidentales, incluidos los Estados Unidos, que valoran con notas más elevadas las series y películas surcoreanas que las propias, porque tienen la virtud de incidir en los problemas reales del país y generar tensión y la máxima atención del espectador  con malentendidos y affaires amorosos más o menos complicados, poniendo el acento en algo en lo que no hemos caído aquí: el avance de la misogamia. Santiago Gimeno dice en Sensacine"Se me ocurrió ver una serie coreana en Netflix y ahora no puedo salir de mi propio agujero negro". 

Ahora es difícil competir con los creadores de estas series y más con ejercicios de metacine, de cine dentro del cine, poniendo el acento más que en el séptimo arte en el texto literario, que tienen difícil destacar ante quien nos sirve en bandeja la propia vida. No obstante Hong Sang-soo nos ofrece una perspectiva más, la elitist (no creo que ésta sea una definición favorable cuando hablamos de cine), de la creatividad de Corea del Sur. Este director, que apenas se mueve de estos ejercicios metadiegéticos, de la reflexión sobre el cine desde el propio cine, ha llamado mi atención desde hace algún tiempo con películas como, En otro país (2012),  'En la playa sola de noche'  (2017) que hizo correr ríos de tinta sobre la posible conexión con las experiencias personales del director, o Lo tuyo y tú (2016), un film que Carlos Boyero describe como abrumador es su parloteo, pero que, en el ámbito de los festivales, la crítica ha recibido de forma muy favorable ( en este caso en el de San Sebastián), ya que, según los creadores de opinión,  estas películas permiten conocer lo que se hacen en los márgenes del cine, donde según algunos crecen las flores. Este es un momento dulce para el cine surcoreano que destaca en el cinéma vérité, el realismo mágico, la ciencia-ficción, la historia o en el cine fantástico y de terror, y tiene algo que decir en el metacine.

Premios:



La película ha merecido la atención de dos festivales, en los que ha conseguido dos galardones: Gran Premio del Jurado del Festival de Berlin (2022) y selección para el Festival de Gijón, en su sección oficial.


LO QUE SE DICE:


De forma inusual la página española Filmaffinity le otorga una nota media superior a otras páginas, un 6,9 , de acuerdo con la valoración de 168 usuarios, una media que la norteamericana  Imdb rebaja a 6,8, según las valoraciones de 697 de sus usuarios . 

La prensa ha recibido con cierta frialdad la propuesta del sobrevalorado Hong Sang-soo, con excepción del crítico español Daniel de Partearroyo (Cinemanía) que afirma con entusiasmo que los últimos minutos te arrastran hasta lo sublime; David Rooney (The Hollywood Reporter) rebaja algo el entusiasmo, aunque reconoce que el film tiene humor astuto e ideas sobre el proceso creativo, para quienes estén dispuestos a escuchar ideas sobre el proceso creativo; es una película modesta de un Hong más desenfadado de lo que hemos visto en los últimos tiempos (Rory O'Connor, The Film Stage); una película menor, llena de  momentos deliciosos y observaciones más que oportunas (Diego Lerer, MicropsiaCine.com)...


Estreno: Próximo 28 de diciembre en cines.

Comentarios