Paraiso sin fin. Alejandro Jodorowsky. Crçitica






Ficha técnica, sinopsis, breve transición a la expresión de nuestra experiencia en 'Poesía sin fin...(Pinchad aquí)



¿Qué pueden hacer un hombre o una mujer a los 88 años?  Influir, crear, divertirse, hacer lo que le dala gana, en definitiva. La vejez no es una humillación; te desprendes de todo, del sexo, de la fortuna,  de la fama, de tí mismo, te conviertes en una mariposa resplandeciente, un ser de pura luz, una  elucubraciçon claramente ciceroniana.




Crítica:



¿Qué hago yo haciendo cine a mi edad, cuando me duelen los pies, me duelen las piernas, la cintura, me duelen los brazos, me duele el cuello, me duele todo el cuerpo? se pregunta Jodorowsky, y a continuación se responde: hacer un cine que sane, no un cine enfermo que presente destrucciones, seres humanos que no saben amar, dominado por el dinero, como si fuera el interés mayor de la vida....¿Que le queda a un viejo de mierda como yo? hacer verdadero arte que cambie el espíritu de la gente...

Fiel a estos principios, 'Paraíso sin fin' es un epitome de las múltiples habilidades que adquirió el cineasta, admirado por John Lennon, intentando, no copiar la realidad, sino procurar que ésta se acerque al arte y golpee las conciencias. El poeta, el novelista, el dramaturgo, el ensayista, el guionista de cómics y de cine, el marionetista, el cineasta, el dramaturgo, el productor, el actor de cine y teatro, el mimo, el dibujante, el compositor, el renovador del tarot, el terapeuta y el sanador de mentes, creador de  la psicomagia y la psicogenealogía se conjugan aquí para contar la historia de su vida y de paso la del propio cine. El enfrentamiento generacional con un padre con mentalidad de tendero que quiere ver a su hijo convertido en médico, como su cuñado diseña un futuro de arquitecto para un hijo homosexual que se suicida frente a la Universidad, una idea que el joven no puede soportar; el abandono del hogar familiar como poeta y su refugio, en principio , en casa de las Hermanas Cereceda. Después llega el primer amor con una mujer tóxica y castradora, 'la vagina vengadora', como ella misma se denomina...Relaciones y desarrollo personal envueltos en cierto misticismo con cierto espíritu de grey que auna a poetas, pintores, bailarines y otros artistas, en una sociedad que si algún día fue próspera, hoy muestra signos de decadencia en sus aparentes mansiones,  a través de los desconchones y otras heridas que muestran las paredes de casas que en otro tiempo fueron elegantes, y en las capas chorreantes de las puertas, pintadas una y otra vez sin habilidad, en las que habitan hombres y mujeres petrificados.

Las palabras que han heredado ya no transmiten nada, se quejan los poetas, y fuerzan a la gente a pensar torcido, una limitación que no puede afectar a los de su grupo que no están obligados a nada. Unas imágenes de colorido intenso que revelan las diferentes almas que animan al cineasta, que no sólo logran asombrar al espectador, sino divertirlo al tiempo que le muestra a unos hombres que son felices porque disfrutan de la mayor riqueza al alcance de todo el que quiera disponer de ella: su libertad, mientras suena la música de Nabucco, el coro de los esclavos  judíos de Verdi, convertido en himno  al fin de la esclavitud, se denosta a Pablo Neruda llamándolo viscoso poeta nacional, y se atenta contra su estatua sedente, ubicada delante de la Academia de Bellas Artes, sustituyéndola por la del hombre invisible , homenaje a los 'ningunos' que pueblan la ciudad sin sueños, los mudos que nunca han dicho nada.

No faltan imágenes que la sociedad canónica considera aberrantes, extravagantes, y que Jodorowsky introduce con el objetivo de limar asperezas, de combatir la idea de lo malsano, feo y desagradable y difundir la de que el hombre, en cualquiera de sus formas, es siempre maravilloso, ya sea joven, viejo, gigante  o enano, negro, blanco o amarillo. Todos forman parte de eso que llamamos humanidad. Un magnífico legado construido con los miembros de su familia, que el sí supo educar, al enseñarles a vivir de acuerdo con sus convicciones y su capacidad.  "Yo soy el que tu serás", dice Jodorowsky a su hijo Adan, " o "tu fuiste el que yo fui. Te entregaste a la poesía y no lo lamento". "Qué lograré", pregunta el joven, y el cineasta que ha invadido la pantalla le da su receta : "Morir con felicidad". "Tengo miedo de morir", responde el poeta, "tienes miedo de vivir" le  contesta el padre.... "La vida no tiene sentido, hay que vivirla. ¡Vive!, ¡Vive!, ¡Vive'

La gente vive con normalidad que un padre se esfuerce por dejar una herencia a sus hijos constituida por una carrera, si puede, una casa y un patrimonio, pero no entiende que invierta lo que tiene en enseñarlo a vivir de acuerdo con su capacidad, y prefieren que todos vivan la vida que los otros quieren que vivan, olvidando que es el cerebro el que hace las preguntas y el corazón quien da las respuestas. Lo que todos buscamos en definitiva es la belleza. La imaginación simbólica, profundamente poética. define siempre el cine de Alejandro Jodorowsky, lo quiera o no, pues forma parte de su ADN artístico, está presente en sus imágenes, sus sonidos, su música y sus palabras, Podemos apreciarla (...) en la voice over que abre 'Poesía sin fin'. (Diego Moldes)

Moldes destaca algunas características del cine del chileno entre las que se encuentra la libertad creativa y la expansión sin límite de la imaginación simbólica; relativización de la verdad: no existe una verdad unívoca; rechazo del cartesianismo francés y potenciación del irracionalismo; rechazo del Modo de Representación Institucional, estudiado por Noël Burch;  rechazo del modelo aristotélico, la narración lineal sometida a la ecuación causa-efecto; cruce del teatro de la crueldad, el teatro del absurdo, el cine-poesía, el cine grotesco-fantástico, el surrealismo y la pantomima, que dan lugar a lo Pánico; estilo de filmación clásico, sin movimientos extravagantes y aberrantes de cámara y ángulos y planos experimentales (cine transparente en superficie, opaco en el fondo, que desdeña el ritmo y la acción; profundización en el mundo onírico de los personajes y en la vertiente existencial del tiempo; espacio anti-realista; violencia ritual, sinrazón y toma de conciencia iniciática para exasperar al espectador; sincretismo filosófico-religioso, y un largo etcétera que lo apartan de la innovación y lo acercan a lo que Giulio Carlo Argan denominaba 'mezcla repugnante de lo lúbrico y lo sagrado', con frecuencia escabroso y malsano, al referirse al estilo pictóricode Dalí.

Un cineasta que debemos conocer, para estar de acuerdo o en contra de él.

Comentarios