La vida mentirosa de los adultos. Edoardo de Angelis. Crítica

 



FICHA DE IDENTIFICACIÓN, SINOPSIS, LO QUE SE DICE, Y, ADELANTO DE CRÍTICA.


DILUCIDADA LA CUESTIÓN ACERCA DE AQUIÉN DEBEMOS CONSIDERAR UN ADULTO, QUEDA POR RESOLVER POR QUÉ SE CUENTAN MENTIRAS. PORQUE SON BONITAS, DICE LA TÍA DE LA PROTAGONISTA


CRÍTICA DE LOS 6 EPISODIOS:


La película es muy cínica y su mirada a la familia muy tóxica. Unos hombres que han nacido en la periferia ("Centro y periferia en un equilibrio precario al borde del abismo" es el título de un artículo del padre de Giovanna, un profesor, se entiende que de Universidad, no solo por el prestigio de que goza, sino por el nivel de vida de que disfruta, publicado en la primera plana de L'Unitá) , y con gran esfuerzo han logrado salir de la miseria, sin perder su conciencia de clase (militan en el PCI), se ven obligados a enfrentarse de nuevo con sus demonios del pasado, casados con unas mujeres que han progresado menos que ellos (una de las esposas de los dos matrimonios protagonistas es correctora de libros, y la otra ama de casa), y, en el caso de Andrea, cargando su vida entera con una hermana que no ha podido ni ha querido salir de su agujero. De nuevo el matrimonio es el protagonista, una institución que no se puede mantener con la pasión con la que se inició, y que a la vez no garantiza que cualquiera de los dos se vuelva a enamorar, pasando de ser un hombre o una mujer ejemplar a convertirse en un mentiroso compulsivo, que va perdiendo el respeto de los suyos, para no hacerles daño. Esta situación se agrava con el nacimiento, crianza y crecimiento de los hijos, (no se ven móviles ni ordenadores en la serie, pero sí muchos libros, y el contacto entre jóvenes y con adultos se hace en cabinas telefónicas instaladas en las calles).

Pero el interés de Edoardo de Angelis en la serie basada en una novela de Elena Ferrante (La amiga genial), nos habla, no tanto de la sociedad líquida que vivimos, sino del fracaso de unos padres progresistas, al menos de sus expectativas, que han enseñado a razonar a sus hijos, pero los han convertido en rebeldes que hacen todo aquello que un padre teme que haga un menor de 16 años: acercarse a la tía tóxica, que odia a su progenitor, comprar motos robadas, frecuentar los barrios más peligrosos del extrarradio napolitano, provocar conflictos en cualquier lugar; jóvenes que no acaban de entender el razonamiento de la tía de Giovanna: "Lo perdemos todo porque no somos capaces de hacer nada. Al final resulta que han tenido incluso engañado al espectador hasta el final. Cumplidos los 16 años que no sé que listón legal supera en Italia el que lo hace, la chica, andrógina, se deja desvirgar de una manera que y no es  adulta, sino  cruel y despiadada. Un final acorde con el recorrido del film, una verdadera distopía, que nos demuestra como pocas que todos los adultos mienten (entendiendo por adultos a los propios jóvenes que alcanzan la edad que la legislación les otorga), en benefició de quién? Esa es la gran pregunta. Imdb la califica con un 6,9 y la verdad es que deja al espectador bien amargado y con pocas posibilidades de olvidar este film. Un relato que explica la expansión creciente de la misogamia en el mundo.

Comentarios