Páginas vistas en total

miércoles, 24 de agosto de 2016

Katyn.Andrzej Wajda




Ficha técnica:


Título original: Katyn.
País: Polonia.
Año: 2007.
Duración: 118 minutos.

Dirección: Andrzej Wajda.
Guión: Andrej Wajda, Wladimir Pasikowski, Przensylaw Nowakowski, basada en la novela de Andrzej Mularczyn's "Post mortem'
Casting:
Dirección de Fotografía: Pawel Edelman, p.s.c.
Música: Krzyzstof Penderecki.
Montaje: Milenia Fiedler, Rafal Listopad.
Escenografía: Magdalena Dipont,
Decorador del set: Wieslawa Chojkowska,

Productores: Michal Kwircinski, Katarzyna Fukacz-Cebula, Kamil Przelecki.
Compañías: Akson Studio, Telewizia Polska y Telekomunikacia Polska, S,A., asociada con Polish Film  Institute.

Intérpretes:


Magdalena Cielecka: Agnieszka,
Andrzej Chyra: Jcray,
Jan Englert: General,
Agnieszka Glinska: Directora de Instituto,
Maja Komorowska: Anna,
Pawel Malaszynski: Piloto Porucanik,
Wladyslaw Kppwalski: Profesor UJ
Antoni Pawlicki: Tadcusz,
Agnieszka Kawiorska: Ewa,
Sergei Garmash: Capitán Popow.


Sinopsis:


Comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Después de la invasión de la Alemania nazi en Polonia, siguiendo la orden de Josph Stalin, el 17 de septiembre de 1939 las unidades del ejército rojo entraron ilícitamente sobre suelo polaco. En consecuencia, todos los oficiales polacos se encontraron bajo la esclavitud soviética. Una historia de oficiales polacos asesinados durante la Segunda Guerra Mundial por la NKVd (lapolicía secreta rusa) en Katyn en 1940. Un retrato de las mujeres que ignoraban el crimen, que estaban a la espera de sus maridos, padres, hijos y hermanos. Un acuerdo inflexible con lamentira, queobligó a Polonia a olvidar a sus héroes.


Críticas y Comentario.


Daniel Andreas hace la crítica para Filmaffinity: "La obra de Wajda ha estado siempre ligada a la historia de su país. “Katyn” no sólo rememora la terrible matanza de 22.000 polacos a manos de policía de Stalin, sino también la manipulación que de la misma hicieron tanto los nazis como los propios soviéticos. Con una estructura temporal que refuerza el dramatismo al soslayar durante buena parte del metraje las imágenes, tan secas como desoladoras, del hecho en sí, la película posee buena factura y una medida intensidad. Sin embargo, se echan de menos la brillantez visual y la audacia formal del primer Wajda, sustituidas aquí por un academicismo -convenientemente modernizado- que amortigua la tensión y mantiene a cierta distancia al espectador.

Javier Ocaña ( Diario 'El País') pone objeción ante todo al retrato de personajes, ya que, según él 'no alcanza a componer un dibujo coral que resulte vivo, mientras que Antonio Weinrichter (diario ABC) afirma que recuerda irónicamente el aspecto visual verde cobrizo de los films soviéticos (y el de muchos otros cineastas de cualquier latitud) de exaltación de sus hazañas bélicas, aunque aquí no hay nada de eso, sino más bien la denuncia de un genocidio sin justificación.

Obra de un cineasta comprometido con su país, a la manera polaca que no entendemos demasiado por aquí, da la impresión de que el film contiene elementos autobiográficos, ya que su padre murió en Katyn, y él, como el joven que emerge de entre los muertos en el film, estudió bellas artes y cinematografía, aunque conservó la vida, a diferencia de su personaje. Confraternizó con devoción con el sindicato Solidaridad y su líder Lech Walesa, unos sentimientos que volcó en 'El hombre de mármol (1976) y 'El hombre de hierro' (1981), e impulso la legalización de su propia productora. Decepcionado con el jongoismo o nacionalismo exaltado que predica la anexión violenta de otras naciones, a partir de la década de los 90 hizo algunas películas sobre la Segunda Guerra Mundial; el año 1997 tomó una nueva dirección con Miss Nobody.

Katyn se incia con elsilencio, hasta que arranca con una voz en off que comienza a narrar, antes de desfilar los títulos de crédito por la pantalla, y a ubicar al espectador en el contexto en el que va a ubicar su historia: "El 18 de septiembre el Ejército Rojo entró por el este de Polonia, según el pacto secreto entre Alemania y la URSS. Más de 22.000 polacos prisioneros del Ejército Rojo en los campos de Starobielsk, Oststaszkowo y Jozielsk fueron fusilados por orden de Stalin en 1940. Durante más de medio siglo la Unión Soviética no reconoció este crimen." El problema reside, más que en los personajes, sobre todo mujeres, que tienen una característica común: son auténticas heroínas que no se doblegan ante nadie, aunque eso suponga acabar en un campo de concentración, están casadas con hombres muy religiosos, que mueren con un rosario en la mano y pertenecen a la burguesía, a la intelligentsia del país, en la exposición y explicación de esta historia.

El retrato de los protagonistas es preciso, los perfiles están bien definidos, lo que no queda claro, sencillamente porque no lo cuenta, ni con palabras o escritos, ni con imágene,s es qué rezones tenía Stalin para invadir Polonia . El único testimonio de la matanza que aporta es una agenda en la  que un militar tomaba nota de lo que ocurría cada día, aunque nunca pensó que lo iban a matar; una de las mujeres de la película coloca una lápida que conmemora la muerte de su hermano acusando indirectamente a los rusos, y al anochecer es destruida . ¿Por quién? ¿Qué impulsa a los rusos a asesinar polacos? ¿Se han repartido Polonia con Alemania? ¿Asesinan en un territorio controlado por los alemanes, que les dejan hacer? ¿Se enfrentan ateos a religiosos? Matan a oficiales y licenciados universitarios que realizan estas funciones. La escena final es truculenta e inexplicable, y parece ser que se ha empezado a hablar de la autoría de los rusos cincuenta años después, tras caer el muro de Berlín y comenzar la independencia de las repúblicas socialistas soviéticas. Parece que reconoció estos hechos Boris Yeltsin.

Se aduce que los polacos no eran prisioneros de guerra de los rusos, porque no se había declarado tal guerra. Con los alemanes tampoco, sencillamente porque una invasión no se pacta. Wikipedia da una explicación, no la película: " El 5 de marzo de 1940, de acuerdo con una nota para Stalin preparada por Lavrenty Beria,9 miembros del politburó soviético —Stalin, Viacheslav Mólotov, Lázar Kaganóvich, Mijaíl Kalinin, Kliment Voroshílov y Beria— firmaron una orden de ejecución de activistas «nacionalistas y contrarrevolucionarios» detenidos en campos y prisiones de la parte este de Polonia ocupada por la Unión Soviética en 1939 y transferida a las RSS de Ucrania y RSS de Bielorrusia. Esto provocó el asesinato de unos 22 000 ciudadanos polacos, incluyendo unos 15.000 prisioneros de guerra. La extensa definición de «acusado» incluyó un número significativo de miembros de la intelligentsia polaca además de policías, reservistas y oficiales militares en activo." Esto es algo que dejan entrever las mujeres de los militares;

Pero hay demasiadas cosas que desconocemos para entender el film y que nos impacte, algo que Wajda no ha querido explicar por razones que se nos escapan.